Traveling with you, from bottom to top.
[layerslider id='12']

ÁFRICA

África es el tercer continente más grande de la Tierra, con sus islas adyacentes, ocupa una superficie de unos 30.272,922 km2, el 22% del total de la masa terrestre.

Ocupa territorio tanto a un lado como al otro del ecuador, África se extiende unos 8.050 Km., desde su punto más septentrional, cabo Blanco en Túnez, a su extremo más meridional, cabo de las Agujas en Sudáfrica. La anchura máxima del continente, medida desde la punta de cabo Verde en Senegal, al oeste, hasta Ras Xaafuun en Somalia, al este, es de 7,560 Km. El pico más elevado del continente es el monte Kilimanjaro (5,895 m), con nieves perpetuas, en Tanzania, y el punto más bajo es el lago Assale (153 m por debajo del nivel del mar) en Yibuti (o Djibouti). África presenta una línea costera regular con pocos entrantes. La longitud total de su litoral es de 30,490 km.

Las principales islas de África, con una superficie conjunta de 621.600 km 2, son Madagascar, Zanzíbar, Pemba, las islas Mauricio, Reunión (departamento en ultramar de Francia), Seychelles y Comores en el océano Índico; Santo Tomé y Príncipe y Bioko en el golfo de Guinea; Santa Elena (dependencia británica), Ascensión (dependencia británica), y las islas Bijagós en el Atlántico sur; y las islas de Cabo Verde, Canarias (España) y Madeira (Portugal) en el Atlántico norte.

Volver a DESTINOS

    SUDÁFRICA

    africa

    Un destino ideal para el turista en busca de variedad. Posee diversas y hermosas playas, lagos, bosques y montañas, intercalados con monte virgen y desiertos, como el kalahari.

    Los amantes de la naturaleza apreciarán la alta prioridad que el país da a la conservación de su naturaleza, la cual se manifiesta indudablemente en la gran cantidad de reservas y parques nacionales, como el mundialmente famoso Parque Kruger, Pilanesberg, Santa Lucía, Blyde River, en la Ruta Panorámica de Mpumalanga , Tsitsikama, en La Ruta Jardín.

    Pero la naturaleza no es la única atracción que el país ofrece al turista: Resulta aún más fascinante la diversidad de su población, característica ideal para aquellos interesados en la cultura, la música y el arte en todas sus manifestaciones, y brinda la oportunidad de conocer gente de los más variados origines, y en particular ancestrales tribus africanas, Zulú, Xhosa, Ndebeles, etc. compartiendo con ellos sus costumbres y tradiciones.

    Y como complemento a lo anterior destaca el encanto de sus ciudades: la encantadora belleza de Ciudad del Cabo, con su marcada influencia holandesa y la pintoresca Ruta de los Viñedos ; la pujanza de Johannesburgo, “la ciudad bosque”, la más rica del país, que debe su existencia al descubrimiento y explotación de vastos depósitos de oro; el dinamismo de Soweto, cuna de la resistencia al apartheid, hoy vibrante ejemplo de una sociedad negra urbana; Pretoria, “la ciudad jardín” y capital administrativa de la nación; Durban, moderno centro balneario sobre el Océano Indico, con hermosas playas y aguas cálidas  disfrutable todo el año.

    Todo esto gracias a una una moderna infraestructura de comunicaciones, rutas, transporte y hotelería, que le asegura una estadía inolvidable.

    Principales destinos

    Ciudad del Cabo es hoy en día el destino más popular del continente, siendo una ciudad cosmopolita, alegre y llena de vida que combina influencias de carácter europeo con el sabor de la esencia africana.

    El centro de Ciudad del Cabo se sitúa en un extremo norte de la Península del Cabo, con sus playas bañadas por el Atlántico con la majestuosa Table Mountain como telón de fondo, hacen del destino la combinación perfecta de naturaleza, cultura y encanto, con actividades para todos los gustos.

    Cuenta como pocos lugares con prácticamente todo lo que el visitante podría desear: clima, cultura, infraestructuras, naturaleza, playas y mucho más. Una conjunción ideal entre la elegancia europea, legado de su pasado colonial y el singular sabor africano.

    Se pueden visitar museos sobre su herencia histórica y galerías de arte, para los amantes de los paseos, el plan perfecto, una visita a los mercados de artesanías y tiendas de diseño donde se podrán impregnarse de la esencia del Cabo. Para los amantes de la naturaleza la majestuosa Table Mountain y Lion´s Head ofrece actividades de trecking y senderismo para disfrutar una jornada donde podrán observar las mejores vistas. Las terrazas frente al mar hacen más placentero el contemplar el atardecer, además una variada vida nocturna completan la receta de su éxito turístico.

    Esta ciudad destaca también porque es posible visitarla en cualquier época del año.

    El Parque Kruger es el más grande e importante de Sudáfrica, famoso internacionalmente como el Rey de los Parques Nacionales, por el delicado manejo del equilibrio ecológico, producto de una experiencia ganada por más de un siglo.

    Con una superficie de 2.000.000 de hectáreas. Cuenta con 147 diferentes especies de mamíferos,  incluyendo los “5 Grandes” elefante, rinoceronte, búfalo, león y leopardo, 507 especies de pájaros, 114 especies de reptiles y 33 especies de anfibios. En total 801 especies de animales y una inmensa variedad de vegetación, con magníficos árboles como el Baobab, Umbrella tree, Fever tree, Wild fig, Marula, etc.

    El Parque puede  visitarse todo el año y cada estación tiene su atractivo en particular, en primavera – verano, los árboles y arbustos están en flor, todos los arroyos y fuentes están llenos de vida, peces, pájaros y animales que van a beber, y gran cantidad de pequeñas crías, (especialmente mamíferos), realmente es un espectáculo de lujo. En otoño – invierno, el clima es ideal, templado y seco, los pastos están bajos y permiten ver a mayor distancia, muchos ríos y fuentes están secos, por lo que es factible encontrar mayor concentración de animales que van a beber en las fuentes o lagos permanentes, y la posibilidad de ver una cacería es mayor.

    La vegetación, en su mayoría, es de sabana boscosa, las riveras especialmente de los ríos permanentes son de selva exuberante.

    Dentro del Parque hay 16 campamentos  que le ofrecen una buena  variedad de alojamiento en cabañas, bungalós, chalets y tiendas de campaña. Por otro lado también hay pileta de natación, museos, campo de golf, etc. Además de variedad de restaurantes, cafeterías y tiendas de artículos regionales y de primera necesidad.

    MARRUECOS

    marruecos

    Está situado al noroeste de África. Sólo 14 Km le separan de España.

    La gran diversidad de paisajes contrastantes ofrece diversas respuestas a los deseos del visitante: Descanso, escapada, exotismo.

    Posee dos fachadas marítimas, por un lado bañado por el Atlántico al oeste y el Mediterráneo al norte, por esta razón Marruecos es considerado un destino de sol y playa. En el norte las playas tienen las características del mediterráneo, mientras que la costa del Atlántico está surcada por pequeños acantilados de arenisca que se interrumpen para dar lugar a playas, en muchas ocasiones, interminables y vírgenes.

    Además de playas, el país está atravesado por cuatro cadenas montañosas: el Rif -cuyas alturas no exceden los 2.452 metros- bordea el litoral del mediterráneo y las estribaciones de sus montañas llegan al mar. En el centro del país, como auténtica columna que vertebrara la parte atlántica y la sahariana, el Medio y el Alto Atlas. El Medio Atlas es famoso por sus bosques de cedros y cascadas. El Alto Atlas -cuya cumbre más alta, el Toubkal, mide 4.165- constituye la cordillera más alta del norte de África.

    Debido a su relieve, Marruecos es bañado por numerosos Ríos, uno de los principales es el Massa, generador -entre Agadir y Tiznit- del Parque Nacional de Sus-Massa, creando un universo verde y lleno de vida, reserva de especies como el flamenco rosa.

    Dada su gran superficie y su diversidad geográfica, el clima es muy variado, templado la mayor parte del año. En la costa, la brisa del mar impide los calores estivales. En invierno la temperatura no baja de los 10º y las heladas se desconocen. En el interior el clima es continental, donde los veranos pueden ser muy calurosos. El invierno resulta idílico en Marrakech o en las playas del sur como Agadir, Tan-Tan, Layounne y Dakhla. Marruecos cuenta con 60.000 km. de red de carreteras.

    Principales destinos

    Es una de las ciudades más importantes de Marruecos, y junto a Rabat, Meknes y Fez, conforman las cuatro ciudades imperiales.

    Ubicada entre el Sáhara y la majestuosa formación montañosa del Atlas y el Anti Atlas.

    Su medina, repleta de historia, forma parte de los Monumentos Patrimonio de la Humanidad, la vistosidad de sus calles, estrechas y entrecruzadas, el colorido zoco o la ajetreada plaza Jemma El Fna son los puntos clave para la visita a la ciudad. Aunque la mayoría de los edificios religiosos y mezquitas, no son accesibles para los no musulmanes, por su singularidad, deben de ser nombrados.

    Marrakech es una ciudad con hoteles y alojamientos modernos, adaptados al turismo actual. Entre ellos debemos destacar los riads, cuidadas casas señoriales reconvertidas en estancias donde todas las facilidades actuales conviven con una decoración tradicional y refinada. Además, gracias a su aeropuerto internacional Marrakech Menara, y las buenas conexiones por carretera, la ciudad tiene una excelente comunicación con el resto de los países y con su propio país.

    Es el destino costero más popular entre los viajeros independientes y, hasta la fecha, raramente se acercan los grupos organizados. Su playa, de gran belleza, se extiende varios kilómetros hacia el sur.

    Como buena ciudad portuaria, ha sido desde muy antiguo encrucijada de pueblos y civilizaciones. Desde el siglo V a.C. se encontró bajo el dominio de fenicios y cartagineses, para luego estar en manos de los romanos, época en la que fue una zona especialmente conocida por su producción de púrpura. A partir del año 533 de nuestra era, el Imperio Bizantino regió los destinos de la ciudad. Tras sucesivas entradas de árabes y portugueses, fueron finalmente los primeros quienes se quedaron con el control de Essaouira, y allí se encontraban en la época de mayor esplendor de esta urbe. Desde finales del siglo XX, la curiosa llegada de aventureros y artistas (Frank Zappa, Jimi Hendrix) le ha devuelto un cierto renombre.

    Los fuertes de la ciudad vieja son una mezcla de arquitectura militar portuguesa, francesa y bereber, y su solidez le confiere un poderoso misticismo. La Skala du Port cuenta con buenas vistas; y aquí Orson Welles rodó parte de su versión de Othello.

    Su artesanía es rica y variada, testigo del intercambio cultural. Además los “souiri” son maestros en orfebrería, marquetería y ebanistería, sobretodo de la madera de “thuya”. Además de otros tesoros como el aceite de argan. La pesca es un sector de actividad importante gracias a su puerto pesquero, el corazón de Essaouira se encuentra en sus artesanales astilleros, únicos en el mundo.

    Essaouira es conocida como la ciudad del viento, en ella no nos sorprenderá ver multitud de windsurfistas que llegan a esta bella ciudad desde todo el mundo.

    Aquí no hay vehículos motorizados: todo es transportado en carretas tiradas aún por mulas. Lo que impresiona inmediatamente al visitante es la blancura de las paredes de las casas y el azul de las ventanas y puertas, que recuerdan un poco a las islas del Mediterráneo. Hay que visitar el mercado donde se alinean bajo las arcadas de los vendedores, puestos de verduras, de condimentos y de carne así como el mercado de pescado y de granos rodeado de puestos de especias.

    Famosa por su antigua ciudad amurallada, que muchos comparan con la vieja ciudad amurallada de Jerusalén. Es la primera de las ciudades imperiales de Marruecos, ya que se remonta al siglo VIII. Es también pionera en el culto musulmán de Marruecos y posee una de las universidades más antiguas del mundo. Es particularmente conocida por ser la capital cultural y espiritual de Marruecos.

    Fez tiene la medina mejor conservada del mundo árabe, la extensa y laberíntica medina de Fez el-Bali, que dicho sea,  también destaca por ser la zona urbana más grande del mundo sin tráfico de coches. El transporte de mercancías es proporcionada por burros, carruajes y motos.

    Podríamos decir que Fez es capital de la artesanía, la ciudad puede enorgullecerse de poseer una gran y atractiva experiencia artística en los diversos oficios que trabajan la cerámica, la madera o el cuero, Fez es un lugar donde los oficios se han convertido en arte.

    Un curioso atractivo de la ciudad es su azul, un color azul cobalto que se erige como símbolo de la alfarería de esta ciudad marroquí, donde se producen o se han producido algunas de las piezas más hermosas de la cerámica del país. Sus laberínticas calles y su esplendor potencian su aire misterioso.

    La parte nueva de Fez, llamada la ville nouvelle, fue construida por los franceses y es el polo opuesto de la medina. En esta parte de la ciudad no hay mucho que ver, pero si prefiere alojarse en hoteles occidentalizados, este es el lugar idóneo para hacerlo.

    KENIA

    kenia

    La increíble diversidad de paisajes, culturas, fauna y flora silvestre prometen una estadía con un sinfín de opciones y actividades para realizar.

    La reconocida región Masai de Kenia, se encuentra situada a lo largo de la línea ecuatorial, en la costa oriental del continente africano. Su región costera se encuentra al sureste y al este limita con Somalia. Etiopía se encuentra al norte, Sudán al noroeste, Uganda en el oeste. La frontera suroeste del país está marcada por el Lago Victoria, y hacia el sur nos encontraremos con Tanzania. La geografía de Kenia es muy variada, si bien, gran parte del noreste de Kenia es zona mayormente llana, el resto del país abarca playas, paisajes y lagos, destacándose también altas regiones montañosas, el Gran Valle del Rift, y el reconocido Monte Kenia (volcán inactivo.)

    Aunque en Kenia se pueden experimentar varias facetas del clima, normalmente la temperatura es relativamente cálida durante todo el año. Gran parte del país experimenta fuertes lluvias entre marzo y mayo y en menor medida, de octubre a diciembre. La mejor época para la mayoría de actividades al aire libre (incluyendo Safari de montaña y escalada) es durante la estación seca (junio-septiembre).

    Principales destinos

    Mombasa, es el principal puerto de África oriental. Se encuentra sobre una isla a orillas del océano Índico, pero está conectada a tierra por diversos puentes, habiéndose extendido por el continente.

    Esta isla de coral de unos 15 kilómetros cuadrados es un centro vital para Kenia tanto por su actividad portuaria como por el turismo. Fue fundada en el siglo XI y el ambiente que se respira en ella es muy agradable.

    Debido al puerto, la ciudad se caracteriza por tener una gran influencia de diferentes culturas, es por esto que podemos observar entre los lugares emblemáticos de la ciudad fuertes cristianos, numerosas construcciones de tipo inglés con fuertes influencias indias como ocurre en la Ciudad Vieja y las mezquitas representantes de la arquitectura islámica.

    La zona de playas al norte está mejor comunicada por lo que se ha desarrollado más que la zona sur. En la actualidad existen numerosas zonas arboladas y criaderos de pescado. También hay un zoo natural donde los animales están en grandes extensiones valladas pudiendo contemplar tortugas gigantes, búfalos, hipopótamos, cocodrilos, cebras y numerosas aves. Las playas de esta zona suelen estar llenas de hoteles con playas privadas aunque también las hay de carácter público.

    En la zona costera del sur las playas son magníficas. Hay maravillosos lugares para los amantes del buceo con arrecifes coralinos y curiosas cuevas llenas de murciélagos. Se pueden encontrar desde hoteles de lujo hasta campings muy baratos. La playa es larga de arenas doradas y aguas transparentes. Se pueden realizar variedad de actividades tanto diurnas como nocturnas.

    Situada en la prolongación natural del Parque Nacional de Serengeti en Tanzania, la reserva nacional de Masai Mara ocupa 1.510 km². Se trata sin lugar a dudas de la reserva más famosa de Kenia, incluso de África en general. Creada en 1961, su nombre procede del río que la cruza, el Mara River, y de la población que la habita, los Masais. Ofrece a los visitantes diferentes paisajes, como la sabana o los espacios arbolados.

    La reserva contiene una gran variedad y un impresionante número de animales, entre los cuales te cruzarás con los famosos «Big Five»: león, rinoceronte, búfalo, leopardo y elefante. Se puede acceder a la reserva durante todo el año, pero hay que tener especial cuidado con la Gran Migración de los herbívoros, como los ñus y las cebras, tiene lugar a mediados de año, entre julio, agosto y septiembre. Una cantidad increíble de animales (unos tres millones) cruzan entonces las grandes llanuras en busca de nuevos pastos.

    Para ir a Masai Mara, habrá que elegir entre tierra o aire. Por carretera, a veces un poco caótico, tardarás unas seis horas desde Nairobi. Por aire, se organizan vuelos regularmente a partir de la capital. Se tardan unos 45 minutos.

    Esta ciudad es la capital de Kenia y su ciudad más emblemática e importante. Se encuentra ubicada en el sur de la región de Kenia a orillas del río Nairobi y es conocida popularmente por quienes la habitan, como “La ciudad verde en el sol”. Es una de las ciudades de más habitantes de África, con casi tres millones de residentes. Es el centro político y cultural de Kenia y es una metrópolis de contrastes fuertes en su arquitectura.

    Su cultura está fuertemente influenciada por su relación con la fauna de su país, que se puede observar desde el diseño de sus edificios y transportes, hasta sus costumbres más básicas. Protegida por la sabana africana, te vas a maravillar con los animales exóticos que se mueven por los alrededores y por la enorme cantidad de gente en Kenia que nunca parece desaparecer de sus calles.

    Es recomendable que cuides bien tus pertenencias y que no te muevas con mucho dinero en el bolsillo. Los asaltos son cosa común en Nairobi debido a su característica de ser una capital turística. Mantente alerta en calles de mucha vida comercial.

    La mejor época para viajar a Nairobi es a partir del mes de septiembre hasta febrero, ya que son los meses más secos y disminuyen considerablemente las posibilidades de inundaciones.

    Forman la cortina de agua ininterrumpida más larga del mundo, uno de los espectáculos naturales más impresionantes del planeta. Llamadas por los nativos kelolo “mosi-oa-Tunya” (el humo que truena), las Cataratas Victoria muestran el poderoso salto de agua del río Zambeze, en la frontera de Zambia y Zimbabwe.

    Fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad hace más de 20 años no sin motivo: tienen una anchura de cerca de dos kilómetros y 108 m de alto, nada menos que el doble que las Cataratas del Niágara, con un impresionante caudal que solo podría compararse con el de las Cataratas del Iguazú.

    El agua se precipita al abismo por una serie de desfiladeros basálticos, levantando una nube de rocío que puede verse a más de 20 kilómetros de distancia y crea la mágica visión del arcoíris. La inundación anual tiene lugar entre febrero y mayo con un pico en abril dentro de la temporada de lluvias, aumentando no sólo el caudal sino también el agua vaporizada que se levanta tras el salto creando un fenómeno de lluvia invertida.

    Aparte de la contemplación, durante la temporada seca (de septiembre a diciembre), podrás visitar un lugar conocido como la Piscina del Diablo, donde vivir la inolvidable experiencia de bañarte y nadar al borde de las cataratas, atreverte con una aventura de rafting, disfrutar del incomparable paisaje en un vuelo en helicóptero y explorar paisajes irrepetibles.