Traveling with you, from bottom to top.
[layerslider id='13']

ASIA

El continente más extenso y poblado del mundo, se ubica al este de Europa, al norte de Oceanía y el oeste de América.

Más de 40 millones de kilómetros cuadrados, más de 5000 millones de habitantes, (más de la mitad de la población mundial), países tan diferentes como India, China, Japón, Corea, Tailandia, Irak, parte de Turquía, Mongolia o parte de Rusia, así como costas en el Pacífico, en el Ártico, en el Índico o el Mar Muerto, además del Mar de Bering.

Su extensión y su variedad le permite tener destinos turísticos de lo más variado, desde las playas tropicales de Bali, al turismo de aventura en el Himalaya, o el turismo cultural que podemos hacer en países como China, sin olvidarnos del turismo de naturaleza en el corazón de china. Destinos como la propia China, con Beijing como principal destino o Shangai; Japón y su capital Tokio; la cultura de India o Nepal, en todos estos lugares, así como en otros muchos más, no tendrá problemas en encontrar hoteles, apartamentos, restaurantes, hostales, casas o chalets y tiendas donde alojarse, donde comer, o donde hacer unas compras durante sus vacaciones en Asia.

En Asia se encuentran la mayor cantidad de maravillas universales como por ejemplo: el Taj Mahal, la Muralla China, la Plaza de Tiananmen, los templos budistas. Asia es deporte al aire libre, es cultura, es naturaleza, pero ante todo, es un lugar donde perderse y disfrutar de un mundo diferente.

Volver a DESTINOS

    TAILANDIA

    tailandia

    Tailandia es un país monárquico ubicado en Asia del este, limita con Laos y Camboya al este, el Golfo de Tailandia y Malasia al sur y Birmania al oeste. Su nombre -deformado con el tiempo y la occidentalización- proviene de la época en que sus pobladores originarios, hace 2000 años, escaparon de China para formar su propia comunidad. Hace muchos años que Tailandia es un destino turístico sumamente concurrido por su excepcional belleza.

    La elección de Tailandia como destino turístico de los favoritos entre los países asiáticos proviene de sus hermosas ciudades, con rasgos marcadamente tradicionales, su comida exquisita, sus monumentos históricos y sus playas e islas paradisíacas. Tailandia presenta un clima cálido la mayor parte del año, llegando a temperaturas realmente agobiantes durante marzo, abril y mayo. La temporada de lluvia cubre los meses de junio, julio, agosto, septiembre y octubre. Es por eso que la mayoría de los turistas decide viajar a hacer turismo en Tailandia durante los meses que van de noviembre a febrero o principios de marzo.

    Tailandia es famosa por su aceptación de los extranjeros, por su amabilidad y por las comodidades en trasporte interno que presenta. Siendo que el turismo en Tailandia crece día a día, los hoteles de la zona son cada vez más y más lujosos por lo que no tendrás problemas en conseguir el alojamiento que está buscando (ya sea una modesta pero bonita posada o bien un hotel 5 estrellas con vista al mar).

    Principales destinos

    Viajar a Bangkok es trasladarse a un universo nuevo de sensaciones que colapsará tus sentidos. Modernos rascacielos conviven con centenarios templos budistas, canales “venecianos”, mercados bulliciosos, llamativos anuncios de neón y un ejército de taxis multicolor y tuk-tuk’s. Bangkok es la mayor ciudad y capital de Tailandia, está poblada por más de 8,5 millones de personas. Situada a orillas del río Chao Phraya. 

    Junto con el tráfico caótico y la contaminación de esta ciudad sobrecogedora, encontrarás impresionantes templos budistas, como el Wat Pho o el Wat Arun, edificios históricos y palacios de antiguas dinastías que te revelarán un mundo maravilloso. Descubre la cultura y el exotismo de Tailandia desde Bangkok.

    No te podes ir de la ciudad sin haber visitado el Gran Palacio de Bangkok, se trata de un complejo que ocupa un espacio de más de 200.000 m², situado al este del río Chao Phraya, de una belleza impresionante. La construcción se inició en 1792, durante el reinado de Rama I, y desde el siglo XVIII hasta mediados del XX fue utilizado como residencia oficial del rey de Tailandia. Para entrar, hay que ir vestido de forma adecuada, es decir, que las mujeres tienen que llevar falda larga y los hombros tapados y los hombres tampoco pueden llevar pantalones cortos. El interior del recinto alberga numerosos edificios entre los que destacan el templo de Wat Phra Kaew (aquí se encuentra el famoso buda esmeralda, una representación de un buda sentado que está hecha con jade verde y vestido con ropas hechas de oro) y el edificio Chakri Mahaprasad Hall (construcción de estilo renacentista italiano, de gran dimensión, que está rodeada por preciosos jardines).

    Es la ciudad más grande y significativa del norte de Tailandia, situada a unos 700 kilómetros de Bangkok. Su importancia histórica proviene de la antigüedad cuando formaba parte de una ruta comercial y era centro de producción de todo tipo de artesanías.

    Con más de 300 templos budistas es un importante reclamo del turismo en Chiang Mai y son especialmente visitados Wat Chiang Man, el templo más viejo de la ciudad y Wat Phrathat Doi Suthep, construido sobre una colina. Para conocer Chiang Mai es importante conocer su cultura y la importancia que la religión tiene en esta región, de ahí el amplio número de templos que alberga la ciudad.

    Elementos típicos de esta cultura son también la cocina tailandesa y los masajes de estilo tailandés. Hay muchas escuelas en la ciudad que ofrecen cursos rápidos para aprender, que pueden enriquecer el viaje a Chiang Mai además de ser una actividad diferente y divertida.

    Una vez en la ciudad se pueden planificar algún tipo de travesía por sus montañas y bosques. Pueden visitarse, a pie o en elefante, tribus nativas como Akha, Hmong, Karen, Lisu.

    JAPÓN

    japon

    Está situado al norte de Asia entre el Océano Pacífico y el Mar de Japón. Consta de cuatro islas principales rodeadas por más de 4.000 islas pequeñas. Japón es casi tan grande como Alemania y Suiza juntos y ligeramente más pequeños que California.

    Geográficamente, Japón se caracteriza por su variado litoral, las montañas volcánicas y los valles escarpados. Todas estas características hacen de Japón un país que debe ser visto al menos una vez.

    Su particularidad provoca cuotas continuas de admiración sin altibajo alguno. Estar en Japón es extraordinariamente confortable, incluso con la barrera del idioma, que nunca llega a resultar familiar. Alojarse en un ryokan (hotel tradicional japonés) es maravillosamente diferente a hacerlo en un hotel al uso. Sumergirse desnudo en un onsen (baño termal) con un montón de extraños quizá resulte raro al principio, pero termina siendo totalmente relajante.

    Su territorio nunca fue ampliamente colonizado o misionado. Practica una religión animista-panteísta centenaria mientras está a la cabeza de los avances tecnológicos. Es un país en el que decenas de millones de personas pueden apelotonarse en ciudades superpobladas sin perder la calma.

    Principales destinos

    En Tokio descubrirás una de las más fascinantes ciudades del mundo.  Moderna, hiperactiva y tecnológica. En los 23 barrios especiales que configuran la ciudad de Tokio encontrarás una zona especial para cada gusto, necesidad y momento.

    Moverse por la ciudad resulta bastante fácil gracias a la extensa red de metro, trenes y autobuses urbanos.

    Tokio es una ciudad donde conviven en paz pasado y presente. Podemos visitar palacios, como el Palacio Imperial, aún es resguardado por fosos excavados y sus hermosos jardines, como el Jardín Este (Higashi Gyoen) lugar en el que las flores y la floración embellecen el jardín en todas las estaciones. Por otro lado encontramos zonas como Shinjuku, zona de moda de la ciudad, reúne bares y discotecas, populares y ruidosos, junto con grandes almacenes y tiendas; y Shibuya, zona concurrida sobre todo por la juventud a la última de la capital, es el centro donde tienen lugar todas las innovaciones de Toki, también aquí se ha instalado la vanguardia de la moda y el arte internacional, para convertirlo en su escaparate.

    Para escapar del  ruido citadino, se puede visitar el parque Ueno, el más extenso de la capital. Desde el comienzo de abril, el jardín se convierte en un paraíso de cerezos en flor, en los que el verde se inunda de un delicado rosa. En el parque se pueden recorrer numerosos y variados museos, siento este parque un amplio centro de arte y cultura.

    Fue la capital de Japón durante más de mil años y a lo largo de estos siglos, fue cuna de gran parte de lo más elaborado que produjo el país en el ámbito de las artes, la cultura, la religión o las ideas. El Shinkansen conecta Tokio con Kioto en 2 horas y 40 minutos. La ciudad se encuentra a 1 hora y 15 minutos del Aeropuerto Internacional de Kansai, cerca de Osaka.

    En el centro de Kioto, descubrirá el Palacio Imperial (visitas solo con reservación), cuya arquitectura es conocida por haber alcanzado la quinta esencia de la simplicidad. Cerca del palacio se encuentra el Castillo Nijo, con la arquitectura más suntuosa. En el área de Higashiyama, el Templo Sanjusangendo se distingue por las 1.001 estatuas de madera dorada de Kannon, la diosa de la misericordia. El Templo Kiyomizu es famoso por su espectacular construcción sobre pilotes de madera, dominando un precioso valle y ofreciendo magníficas vistas sobre la ciudad.

    La Villa Imperial Katsura, es considerada una de las joyas más bonitas de la arquitectura y de los jardines paisajísticos tradicionales japoneses. La Villa Imperial Shugakuin fue construida en el siglo XVII por el shogunato Tokugawa para servir como lugar de retiro del Emperador Go-Mizuno. Para visitar ambos lugares hay que obtener una autorización de la Agencia de la Casa Imperial que puede tardar más de una semana.

    Gion Corner, cerca de Shijo-Kawaramachi, es el lugar ideal para descubrir el teatro y las artes tradicionales. Los restaurantes de estilo antiguo, decorados con un gusto exquisito, contribuyen al ambiente refinado que emana el barrio.

    CHINA

    china

    Un destino único, difícilmente comparable con ninguna nación. Uno de cada cinco personas del planeta vive en China, país que deslumbra, impresiona, motiva o frustra. China tiene muchas atracciones conocidas como la Gran Muralla, La Ciudad Prohibida de Beijing o los Guerreros de Terracota.

    Pero es cuando uno se infiltra entre sus vibrantes ciudades o milenaria cultura, todavía muy presente, cuando realmente se puede ver la gran impresión que puede dejar al viajero un país como China.

    Más allá de los rascacielos de sus ciudades, ésta es la tierra del río Yangtsé, la Ruta de la Seda, los bosques de bambú, los osos panda y de las neblinosas montañas que aparecen en los grabados de tinta. El país contiene más de veinte lugares Patrimonio Mundial de la UNESCO dentro de sus fronteras.

    Para viajar por este enorme país hacen falta todavía grandes dosis de flexibilidad y paciencia. A cambio, China regala a los visitantes miles de recuerdos que nunca podrán olvidar.

    Principales destinos

    Pekín o Beijín, es la capital de China. La ciudad reúne los monumentos más famosos de China gracias a su larga historia, algunos de ellos muy bien conservados.

    Una vez en Beijín es esencial visitar lugares como la Gran Muralla China, el Palacio Imperial o la Ciudad Prohibida entre otros muchos enclaves históricos. Pero no solo es necesario visitar monumentos, otro de los grandes atractivos es poder conocer el modo de vida de sus habitantes. Los hutong son los barrios tradicionales de china, organizados en grandes manzanas de casas bajas. Moverse por ellos supone cruzar entramados y callejones estrechos por lo que es importante conocer toda la información turística de Beijing para no perderse.

    Si visitas la ciudad también sugerimos que los turistas asistan a otras actividades de ocio como la tradicional Ópera China o sus espectáculos de acrobacia. El Mercado de la Seda Xiushui o el Mercado de artesanía y antigüedades de Panjiayuan son otros lugares importantes que conocer de Beijing.

    Esta es sin lugar duda una ciudad con un gran atractivo turístico, que recibe cada día a millones de visitantes.

    Es el mejor exponente de la modernidad hacia la que se dirige este gran país del mundo, pues si bien se encuentran diversas muestras de la larga historia y tradición china, también es el mejor ejemplo de lo que es una ciudad super moderna, en la que no faltan los contrastes. Ubicada a orillas del rio Huangpu, donde se encuentra el Puerto de Shanghai, el más importante del mundo en la actualidad por el volumen de mercancías que por él pasan.

    Es una ciudad enorme y superpoblada, con más de 20 millones de habitantes. Si bien sus orígenes se remontan a 1.000 años a.C., su gran auge se produjo durante el siglo XIX por su posicionamiento estratégico por ser puerto. Época  en la que las grandes zonas de Shanghai se convirtieron en un asentamiento colonial de los ingleses, franceses y estadounidenses.

    En la zona portuaria se puede observar la mixtura de esta ciudad, encontrándose ahí la zona colonial de Bund, y por otro lado el distrito financiero de Pudong, con sus rascacielos.

    Es importante observar sus cuatro facetas: las zonas que reflejan su importante historia colonial; los lugares históricos de la larga tradición china; las calles de una muy moderna ciudad donde se concentran los grandes rascacielos; y su gran actividad comercial.

    Se puede ver el reflejo de la larga tradición china en una visita al Jardín Yuyuan y al Templo del Buda de Jade.

    HONG KONG

    hong-kong

    No existen demasiados lugares en los que se den la mano el pragmático modo de vida occidental y la espiritualidad oriental. Sin embargo, el sur de China da cobijo a uno de estos enclaves privilegiados: la Región Administrativa Especial de Hong Kong. Este pequeño territorio bañado por el mar de la China Meridional debe sus particularidades históricas a su situación geográfica. Un estratégico emplazamiento portuario que, en el siglo XIX, se convirtió en el objeto de deseo de las potencias comerciales europeas.

    Durante las décadas de los 60 y 70’s Hong Kong logro un impresionante desarrollo económico, pasando a considerarse como uno de los denominados Tigres Asiáticos (junto con Corea del Sur, Taiwán y Singapur). Asimismo, su despegue industrial fue parejo a un extraordinario crecimiento urbanístico. Dada la escasez de espacio edificable la ciudad se vio abocada a grandes concentraciones demográficas respaldadas por la construcción masiva de los rascacielos que hoy dibujan su skyline.

    En cuanto al idioma, en la zona se habla el cantonés, una de las lenguas meridionales de china, y el inglés, legado de su etapa como colonia británica. En cuanto a los hoteles en Hong Kong, cabe destacar que existe una amplia oferta hotelera. Pese a todo, dada su condición de capital financiera y de polo de atracción del turismo de negocios, los precios de las pernoctaciones superan claramente las tarifas que imperan en el resto del país.

    INDIA

    india

    Este país de Asia del Sur, lleno de contrastes geográficos, está formado por la península que se extiende en el Océano Índico. La árida Himalaya, de nevados picos, es la cordillera más alta del mundo y se extiende a lo largo de la frontera norte de India.  En el sur del Himalaya está la llanura del Ganges, una región muy fértil, además de la más poblada del país. El Gran Desierto Indio se encuentra en el oeste, mientras que el este de la India es una de las regiones con la mayor tasa de precipitaciones del mundo durante la estación del monzón (de junio a octubre). La República de la India es, después de China, el segundo país del mundo más poblado, aunque el crecimiento aquí es más rápido (unos 17 millones al año), por lo que se estima que superará a China en 2030. A pesar de que el 81 por ciento de la población es hindú, en India hay más de 138 millones de musulmanes, lo que la convierte en una de las mayores poblaciones musulmanas del mundo.

    Del control británico heredaron una profunda pobreza pero también el sistema de gobierno parlamentario, el idioma inglés y un sistema ferroviario muy extendido que ayudó a transformar un país multiétnico en una democracia secular, conocida como la mayor democracia del mundo.

    Bombay es la ciudad más grande y la tierra del famoso Bollywood, la industria cinematográfica india; Bagalore es el Silicon Valley de India.  El país tiene una floreciente clase media y ha dado importantes pasos en ingeniería y tecnología de la información.

    Principales destinos

    Delhi, la capital de la India es la tercera ciudad más grande del mundo, superada en tamaño por Calcuta y Mumbai. Delhi está situada en el centro-norte de la India y se encuentra en la orilla oeste del río Yamuna. La fusión de varias culturas, tradiciones, religiones han pintado de color a Delhi, traídos de toda la India. Delhi es una verdadera ciudad cosmopolita, siempre en movimiento. Es una introducción perfecta a la riqueza cultural, la complejidad y el dinamismo de la India.

    Vieja Delhi (Shahjahanabad), la capital de la India musulmana entre los siglos 19 y 17, está llena de enormes mezquitas, monumentos y fortalezas. La antigua Delhi de los emperadores mogoles que fue rodeada por un muro. La Vieja Delhi, llamada Shah Jahan (Shahjahanabad), se encuentra 2 kilómetros o más para el norte en la Puerta de Cachemira. Es una zona muy animada con bazares, calles estrechas y el caos apenas controlado. Se pueden ver gran cantidad de monumentos de piedra arenisca y mármol. La Vieja Delhi se ve completamente diferente a la moderna ciudad de Nueva Delhi y las áreas al sur de Delhi.

    Por otra parte esta Nueva Delhi,  que además de cautivar por su interés histórico y su papel como centro de gobierno, es además una de las principales puertas de entrada turística. En 1911, se comenzó a dar un nuevo significado al desarrollo de la ciudad, que se refleja en los diseños arquitectónicos y la sofisticación de los edificios en Nueva Delhi, como la Casa del Parlamento, Rashtrapati Bhavan, la Puerta de India, Connaught Place y varios edificios administrativos. Nueva Delhi, es hoy la ciudad imperial creada por el Imperio Británico, compuesta de amplias y arboladas avenidas e imponentes edificios del gobierno.

    La ciudad donde se encuentra el Taj Mahal, es una de las más visitadas no sólo de la India, sino del mundo. Viajar a Agra y descubrir por sí mismo los tesoros que esta guarda es el sueño de muchos viajeros que desean vivir en primera persona sus encantos. La ciudad se ha convertido en un emblema del país. No en vano el Taj Mahl se encuentra entre las “Siete maravillas del mundo”.

    Este es el principal reclamo del turismo en Agra, pero la localidad es mucho más que el Taj Mahl. Ciudad medieval, llego a ser la capital del Imperio Mongol, lo que le valió una época de esplendor de la que son muestra muchos de los edificios y monumentos que se pueden visitar en Agra.

    Junto al Taj Mahal, mausoleo mandando a construir en memoria de su esposa por Shah Jahan, un verdadero monumento al amor; junto a este, no puede faltar una parada en el Fuerte Rojo. Impresionan sus colores y la piedra rojiza utilizada, además de su grandeza. También son imprescindibles cuando viajes a Agra la tumba de Chini Ka Rauza, el Mausoleo de Itimad-Ud-Daulah, los jardines Ram Bagh y el Mausoleo de Akbar el Grande.

    Pero para conocer Agra, la verdadera personalidad de la ciudad hay que alejarse un poco de los lugares más turísticos y adentrarse en sus calles y mercadillos para respirar el caos tan típicamente indio que reina en todas partes. Una visita a los mercados y una comida en un puesto callejero puede ser un buen final para una jornada de turismo en Agra.

    CAMBOYA

    camboya

    Es un país ubicado al sur de la península Indochina, en el Sudeste Asiático. Comparte fronteras con Tailandia por el noroeste, con Laos por el noreste y con Vietnam por el este, mientras que hacia el suroeste tienen costas bañadas por el golfo de Tailandia. Su población es de 15 millones de personas.

    En Camboya se puede ascender al reino de los dioses en Angkor Wat, o descender al infierno de los Jemeres rojos en Tuol Sleng. Gracias a su historia es un país con un presente embriagador que atrae a viajeros aventureros. La Camboya contemporánea es la legítima sucesora del poderoso Imperio Jemer, que durante la época de Angkor dominó gran parte de lo que ahora es Laos, Tailandia y Vietnam. Las reminiscencias de este imperio pueden verse en los legendarios templos de Angkor, monumentos sin igual en el sureste asiático en cuanto a escala y grandiosidad. La primera visión que tiene el viajero de Angkor Wat, la máxima expresión del tesoro Jemer, es asombrosa y solo comparable con unos cuantos lugares selectos de la tierra, como Petra o el Machu Picchu.

    La activa vida rural de este país, cautiva y atrapa a los visitantes, un viaje al interior de Camboya le hará vivenciar el ritmo de la vida campestre y los eternos y deslumbrantes paisajes de campos de arroz y palmeras. Hacia el interior se encuentran los montes Cardamomos, parte de una inmenso parque natural en el que habita una fauna esquiva y que permite aventuras eco turísticas. El río Mekong atraviesa el país y en él viven algunos de los últimos delfines de agua dulce de la región. El noreste es un mundo en sí mismo. En sus agrestes paisajes montañosos habitan varias minorías étnicas originarias de Camboya.

    Ningún visitante se va de Camboya sin sentir admiración y afecto por los habitantes de este reino enigmático.

    Principales destinos

    No es la capital del país, pero sí la ciudad más visitada. Es interesante e imposible dejar de conocer la cultura y el patrimonio histórico de los majestuosos templos que se yerguen cerca de Siem Reap.

    El centro es el punto de partida de la zona turística, e incluye servicios como: zona hotelera con lujosos complejos turísticos, alojamientos para los mochileros, calles repletas de bares con música, restaurantes de comida nacional e internacional, etc.

    Localizada a sólo ocho kilómetros al norte, se encuentra la ciudad sagrada de Angkor; reconocida por su majestuoso complejo de templos (Angkor Wat, Angkor Thom y Ta Prohm) la ciudad sirve para escenificar un retrato cultural.

    Además de visita a los templos se pueden dar paseos por el lago Tonle Sap. La aldea flotante más popular es Chong Khneas, en la cual existen alrededor de 1300 casas flotantes. En la aldea encontraremos una avenida de agua enmarcada por casas, donde un vaivén de canoas que hacen las veces de transporte o “comercios” de productos como frutas y verduras.

    Si visitas esta ciudad no te podes ir sin haber probado la cocina khmer, (fideos y arroz servidos sobre sopas de salsa, carnes y hierbas aromáticas).

    Conocer  Singapur es la oportunidad de descubrir una ciudad que se ha convertido en símbolo, los rascacielos se confunden con sus playas y las luces de neón con los atardeceres en islas paradisiacas.

    Singapur ofrece atractivos variados, destacándose los teatros, espectáculos, locales de moda, casinos. La ciudad nunca para, siendo una ciudad cosmopolita y donde siempre hay algo que hacer y qué ver. Resulta sorprendente la mezcla de cultura, paisajes, gente y también sabores. Su gastronomía es una fusión de sabores de distintos lugares: India, Malasia, China. La comida es para Singapur un atractivo en sí misma, atrayendo a miles de turistas.

    Para viajar en Singapur lo mejor es utilizar el transporte público o hacerlo a pie, pues el tráfico está limitado. Si vas a visitar algunas de las islas cercanas a la ciudad, entonces lo más adecuado es reservar un ferri.

    A sólo cinco minutos de la costa sur de Singapur, se encuentra la isla de Sentosa. “Sentosa” en malayo quiera decir tranquilidad y los singapurenses la consideran como un lugar de descanso, lejos del ritmo frenético de la ciudad. Más lejos, se encuentran St John y Dusu, dos islas donde puede practicar natación al abrigo de tranquilas lagunas o disfrutar de una magnífica siesta en la playa.